VII. Manejo y tratamiento del VIH en la mujer gestante

revista-chilena-de-infectologia-3-2013

Documento www.sochinf.cl 277 • CD4 y CV para definir la necesidad de tratamiento por su propia condición. • Genotipificación viral en caso de protocolo previo de prevención de TV, o en caso de primoinfección por VIH durante el embarazo o en caso de pareja seropo-sitiva para VIH que esté en TAR. La realización de la genotipificación no debe retrasar el inicio de TAR, la cual debe ajustarse a las recomendaciones nacionales sin esperar el resultado de este examen. • En el control de 34 semanas se debe repetir la cuanti-ficación de CD4 y CV cuyo resultado determinará la conducta obstétrica (vía de resolución del parto). Exámenes generales al ingreso La solicitud debe ser complementaria entre la atención infectológica y obstétrica (en el sistema público entre Centro de Atención del VIH y Alto Riesgo Obstétrico): • Hemograma. • Perfil bioquímico que incluya pruebas hepáticas y creatininemia. • Perfil lipídico. • Grupo y Rh, test de Coombs indirecto. • Orina completa y urocultivo. • VDRL o RPR, si no se lo ha realizado, o le corresponde por edad gestacional o por control de sífilis. • Pesquisa de otras ITS. • Antígeno de superficie para hepatitis B y anticuerpo anticore de virus hepatitis B. • Serología para virus hepatitis C. • Serología para Toxoplasma gondii IgG e IgM. • Serología de enfermedad de Chagas. • PPD. • PAP. • Ecografía a las 12 a 14 semanas (antes de las 18 se-manas) para determinar la edad gestacional (EG) y la fecha de la última regla (FUR) operacional, si procede. Exámenes en los siguientes controles • Realizar evaluación ecográfica excluyendo procedi-mientos invasores: - Ecografía de primer trimestre ya señalada para precisar la EG. - Ecografía morfológica de segundo trimestre (22 a 24 semanas). - Ecografía a las 32-34 semanas para el control de crecimiento fetal. - Ecografía extra según evolución clínica • Perfil lipídico y perfil bioquímico a las 28 semanas. • Sedimento urinario a las 28 semanas. • Prueba de tolerancia a la glucosa oral (PTGO), 24 a 28 semanas. Resumen • Todas las mujeres gestantes con test diagnóstico para VIH positivo deben ser derivadas en el sistema público al Centro de Atención de VIH y a la Unidad de Alto Riesgo Obstétrico; y a los especialistas correspondien-tes en el sistema privado. • Aquella mujer gestante con examen reactivo, obtenido desde la semana 20 en adelante, debe ser derivada de inmediato al médico tratante de infección por VIH sin esperar la confirmación del ISP para la aplicación del protocolo de TV. • Debe existir coordinación entre las diferentes instancias de atención de la mujer gestante, en favor del bienestar del binomio. VII. Manejo y tratamiento del VIH en la mujer gestante Mujeres gestantes sin TAR previa con y sin requerimiento propio de TAR Como se mencionara anteriormente, la mayoría de los casos de TV se producen en el periparto, especialmente durante el parto. Por ello se debe alcanzar una CV inde-tectable en la última fase del embarazo y parto, lo que se mide en la semana 34. Sin embargo, frente a CV muy altas incluida la primoinfección, el riesgo de TV aumenta así como los tiempos necesarios para lograr una disminución de la CV a niveles inferiores a 1.000 copias ARN/mL. Por otra parte, debido a la toxicidad de los ARV, se intenta limitar su uso al período de máxima eficacia, considerando riesgos y beneficios de exponer a la madre y al feto a estos fármacos por un período de tiempo mayor. Las mujeres asintomáticas que no requieren TAR por su propia salud, deben iniciar tratamiento TAR para prevención de la TV. Es importante considerar un esque-ma adecuado de tres ARV que permita supresión viral en forma oportuna y continuar TAR post parto. En este escenario, se debe iniciar TAR en la semana 20, una vez finalizado el período de organogénesis. En los casos de CV > de 100.000 copias ARN/mL, se debe adelantar el inicio de TAR a la semana 14. Sin embargo, las mujeres sin TAR previa con indi-cación de TAR por su condición clínica y/o inmuno-lógica deben seguir las recomendaciones de TAR para adultos, de acuerdo a los criterios de inclusión de la Guía Clínica VIH/SIDA vigente, en cuyo caso debe iniciar tratamiento independientemente de la CV y la semana de gestación, teniendo en cuenta los ARV recomendados para embarazo. Rev Chilena Infectol 2013; 30 (3): 259-302


revista-chilena-de-infectologia-3-2013
To see the actual publication please follow the link above